Estás acá
Inicio > Fútbol Profesional > Para Boca, con el overol

Para Boca, con el overol

01/10/17 Boca sumó una nueva victoria ante Chacarita, luego de haber caído por Copa Argentina ante Central. Con estos tres puntos, el xeneize quedó firme en la cima del campeonato, en un partido extraño, porque fue el rival el que manejó mayormente la pelota. Peruzzi que fue titular hizo un buen partido y luego salió lesionado; mientras que por la expulsión de Cardona a los 15 del primer tiempo, tanto Pavón y Benedetto hicieron un gran despliegue físico para compensar al equipo. Fue un Boca sin brillo pero muy trabajoso…

Dos hechos insoslayables del primer tiempo: el gol tempranero de Pavón, y la expulsión de Cardona. Las dos cosas influyeron en lo que fue el primer tiempo.

Por un lado, porque el gol a los tres minutos le dio a Boca la tranquilidad como para comenzar a manejar el partido de otra manera. Pero toda la tranquilidad ganada en esa jugada, se perdió con la roja a Cardona.

El equipo de Guillermo se complicó demasiado por la falta de un jugador con respecto al rival. Bajó Pavón para ser un cuarto volante ese cuarto volante que no dejara huérfano a Peruzzi, de buen inicio de partido. Y con esta decisión, Boca trató de emparchar el medio.

Sin embargo no pudo manejar la pelota y fue Chacarita el que tuvo mayor tiempo el balón. Sin lastimar, es cierto, pero siempre rondando el área de Rossi.

Boca intentó en un par de contras, ampliar el marcador y estuvo cerca de hacerlo. Pero más allá de esto, el rival le manejó el balón y en campo boquense, algo que el equipo de Guillermo no pudo solucionar en estos primeros 45 minutos.

Ciertamente que con lo parejo que está el fútbol, jugar con uno menos es una ventaja para el adversario, pero no debería ser tan determinante como pasó en este primer período.

En el segundo tiempo las cosas cambiaron cuando a los 8 minutos fue expulsado Mellado en Chacarita. De alguna manera, el problema a Boca se le resolvía. Sin embargo…

El equipo de Guillermo siguó en la postura de esperar achicando espacios hacia atrás. Boca se paró con una línea de cuatro volantes sumando a Pavón, quedando con Benedetto sólo de punta.

Pero el xeneize no asumió el hecho de manejar la pelota. Dejó que el rival lo hiciera, sin lastimar, pero corriendo el lógico peligro de que en un error, un rebote, la cuestión cambiara. Sin jugadas de gol para Chacarita, de todas maneras, el equipo sufrió más de lo deseable.

Alternativa Boquense

Dejá un comentario

Top